Lazaris explica Lazaris

 
 

Como nosotros decimos, oficialmente empezamos a comunicarnos a través de Jach Pursel, al que llamamos el Canal, el 3 de Octubre de 1974. Habíamos hecho contacto con él mucho antes en ese año a través de sus propios acercamientos meditativos — ¡y en verdad para su gran sorpresa! Nuestro primer mensaje para él (como él mismo informa con toda precisión) fue: “Nosotros te llamaremos… no tú a nosotros.” Durante ese período de tiempo nosotros más bien hicimos los ajustes—con el fin de hacer posible nuestra comunicación sin crear aflicción o daño alguno a la forma física, mental o psicológica  de quien es el Canal.

Previo a ese momento (de acuerdo a sus programas de tiempo, eso sería durante varias de sus vidas anteriores) nos habíamos puesto en contacto con el Canal para darle codazos muy suaves y sugerirle (en gran parte sin que él lo supiera)  ciertos desarrollos evolutivos como preparación para este momentos elegido de Octubre  de 1974. Durante su vida actual, en su infancia y temprana adolescencia, de nuevo le dimos muy gentil y muy sutilmente codazos. Pues sobre todo no queríamos crear aflicción alguna. Sólo queríamos crear la oportunidad para su crecimiento y la evolución de aquellos con quienes estaríamos hablando.

Nosotros somos el único, como lo hemos sugerido, de nuestros niveles de conciencia que se ha comunicado y que se comunicará con su planeta y el único medio de comunicación que usaremos es el Canal. Nos ha “tomado” tiempo, una enorme y preciada cantidad según sus normas, para hacer de esa comunicación la más benéfica, la más elegante, la más clara. Por lo tanto, estamos satisfechos y no necesitamos explorar y expandirnos para canalizarnos a través de cualquier otra forma en cualquier otra condición.

Lo Que no Somos

Primero que nada nosotros no somos físicos, y nunca lo hemos sido, aunque muchos nos han preguntado dónde tuvieron lugar nuestras vidas, o cuándo estuvimos en el planeta, sugiriendo que debimos de haber estado en Atlántida o quizás antes en Lemuria. Pero la respuesta siempre la misma es: “No, no hemos sido físicos.” No hemos estado en su Plano Físico en ningún momento de su historia – ni tampoco en tal caso en ningún otro planeta o sistema que sustente la vida física.

Ahora más bien recalcamos ese punto, aunque quizás nos resultaría muy sencillo decir simplemente: “Bueno, una vez existimos en algún planeta extraterrestre”, o bien, “Existimos en alguna época pasada (que nunca sería rastreable).” Eso dejaría satisfechos a muchos, pero no sería la verdad.  A los seres físicos se les dificulta mucho enfrentarse a la idea de que hay conciencias – y conciencias inteligentes, por cierto – que han optado por no desarrollarse en alguna forma que se asemeje a un desarrollo físico.

Ahora bien para aquellos de ustedes que viven en los Estados Unidos, planteamos esta pregunta: “¿Les es concebible que haya personas que vivan desde el nacimiento hasta la muerte sin nunca jamás poner un pie en los Estados Unidos?” Respuesta: “Por supuesto. Naturalmente que sí. Hay millones de ellos.” Entonces, cuando se les pregunta: “¿Es posible que haya aquellas conciencias que existen en su propia realidad y que nunca han sido físicas?”, ¿por qué es tan inconcebible? ¿Por qué eso les parece tan pesadamente extraño? Nosotros sugeriríamos que así como hay quienes no han estado en los Estados Unidos, hay quienes no han sido físicos… Y nosotros somos uno de ellos.

Verás en el desarrollo de la conciencia, tú como chispa de conciencia tomas ciertas decisiones. Entre las primeras decisiones que tomas está la siguiente: En el proceso de tu crecimiento, ¿quieres hacerlo en una forma corporal, una fisicalidad, o no? Obviamente aquellos de ustedes que están escuchando esta cinta, en su mayoría han decidido que eso quieren, y por lo tanto lo han hecho, y por lo tanto son físicos. Sin embargo nosotros inicialmente nos hicimos esa pregunta y decidimos que no, y por lo tanto no somos y jamás hemos sido físicos.

¿Qué otra cosa no somos? Bueno, no somos un gurú y no somos un maestro. ¡Por Dios no! Más bien avanzamos más allá de esos niveles hace mucho, como tú lo llamarías en el tiempo, en nuestra conciencia de nuestro desarrollo. Por lo tanto no tenemos en absoluto la intención de ser seguidos, de desarrollar discípulos, de ser el gurú, maestro o líder de nadie.

Alguna vez esto fue expresado de manera muy bonita por una persona en particular con la que hemos hablado. Conversaba con alguien que aún no había oído ni sabido mucho acerca de nosotros, quién le preguntó a la persona: “Ah, ¿eres seguidor de Lazaris?” Tras una intensa pausa el individuo respondió: “No, no soy un seguidor. Soy un amigo.” Y eso es lo que preferimos.

No hay nada de malo con los gurús o maestros – y tampoco objetamos su existencia. Nosotros sugerimos, sin embargo, que cada individuo, cada conciencia debe de llegar a la conclusión de que en realidad cada quien es su propio gurú, su propio maestro. Por lo tanto, por respeto a ti, nos rehusamos a desempeñar ese papel siquiera un momento. Por respeto a nosotros mismos nos rehusamos a regresar a ese nivel, sino más bien insistimos en  remontarnos en nuestro propio crecimiento.

Tampoco somos una figura paterna, aunque muchos quisieran convertirnos en eso para sustituir la ausencia del padre que no estuvo o las insuficiencias del que sí estuvo. Pero de nuevo, firmemente y con gran paciencia nos resistimos a ese papel. Verás, si intentas ponernos en esa posición, luego tendrás que tratarnos como un padre y a la larga rechazar, y a la larga crear los problemas de autorrespeto. Una vez más, por respeto a ti y a tu consciencia, sonreímos, meneamos la cabeza y decimos: “No gracias. Por favor, preferimos muchos más ser tu amigo – no tu padre.”

Lo Que Somos

“Somos una chispa de consciencia”, quizá sea la mejor manera de describirnos. Contenido sin forma. Somos una chispa de consciencia que existe y está consciente de su existencia, que crea pensamiento, que crea realidad, al igual que tú eres consciencia que crea pensamiento y crea realidad. Nosotros lo hacemos con un nivel más alto de consciencia, y lo hacemos sin forma. Esa es la diferencia.

También, uno bien podría decir que somos consciencia de múltiples niveles, y por lo tanto nos referimos a nosotros mismos como “nosotros” – no por ser imperiales, sino simplemente porque estamos conscientes de los múltiples niveles de nuestra existencia. Cuando tú te refieres a ti mismo, a menudo utilizas la palabra “yo” porque en cualquier momento dado de consciencia, con mayor frecuencia estás consciente de ti mismo en la singularidad de tu existencia física, aunque intelectualmente sabes que existes en el Astral y en los niveles superiores de consciencia, como sea que los llames. Pero en cualquier momento dado – de uno al siguiente – experimentas esos momentos linealmente.

En nuestra consciencia, nosotros los experimentamos exponencialmente. por lo tanto, que nosotros digamos “yo”, parece no tener sentido, ya que estamos conscientes de nuestra existencia en múltiples niveles, múltiples niveles de consciencia – y por deferencia y respeto a nosotros mismo, nos referimos a las multiplicidad como “nosotros”, de hecho, en ocasiones hemos sugerido que si alguna vez fuésemos físicos, con toda seguridad tendríamos que ser una cantidad de personas, pues no podríamos caber todos en una sola forma corporal.

¿Significa eso que somos una chispa muy grande de consciencia? Una chispa es una chispa. No es ni grande ni pequeña. No tiene forma. Somos simplemente contenido. Nosotros sugerimos que tu también eres una chispa de consciencia. Tú también existes no solo en los Planos Físicos, Astral, Causal y Mental – tu campo de juegos de la consciencia, expandido – sino que también existes en todos los demás niveles de consciencia. Existes en los mismos niveles de consciencia que nosotros existimos. La diferencia: Nosotros lo sabemos. Tú no… Todavía.

Bien, en el Movimiento de Desarrollo Humano y en muchos otros sistemas de crecimiento – ya sea que realmente se ocupen del potencial del humano o no – frecuentemente hay este intento de categorizar. “Mi gurú es más importante que el tuyo. Mi maestro está en un nivel más alto que el tuyo.” Muchos se meten en esta estructura jerárquica de qué es qué y quién es quién y quién está más arriba de quién, etc. En cierto sentido ¿Qué es más evolucionado, el bulbo del tulipán, el tallo, las hojas o la flor misma? En realidad se vuelve absurdo tratar de decir que el bulbo es más o menos evolucionado que el pétalo del tulipán que a la larga se abre.

También hemos encontrado que aquellas personas para quienes es importante saber si se trata del nivel #10 ó #25 ó #36, probablemente nunca podrían comprender el significado ni la importancia en eso, aunque se los dijésemos. Lo que sugerimos es esto: Nosotros definimos desde nuestra perspectiva – y tú puedes hacerlo como gustes – que hay una Realidad Física y luego una Realidad Astral, y más allá de eso lo que hemos descrito como el Plano Causal de la Realidad donde “causa y efecto” se inician y expanden. Luego está el Plano Mental de la Realidad, sobre el cual están situados la mayoría de los llamados “cielos” (ya sean cielos, paraísos, nirvanas o utopías cristianos, budistas, de religiones orientales o de religiones del medio oriente), y los principales dioses de las principales religiones de tu realidad.

A estos cuatro planos los llamamos los Mundos Inferiores – no porque sean “menos que”, sino como punto de distinción entre ellos y los Mundos Superiores. Esta distinción también es una distinción de quién los crea. Nosotros sugerimos que todos ustedes que son físicos y todos ustedes que han sido físicos, son responsables de las energías creadoras que han dado origen a los Planos Físicos, Astral, Causal y Mental de la Realidad. Más allá de eso existen los Reinos Superiores, a los cuales algunos asignan nombres (usualmente trabalenguas orientales difíciles de pronunciar); planos que serían clasificados eficazmente como los Planos Quinto, Sexto, Séptimo, Octavo y Novenos de la realidad.

Los números aumentan… eternamente. Pues de hecho no hay tope. No hay límite para el desarrollo de la consciencia, y de manera similar no hay límite para el desarrollo de los Planos de la Realidad. Por consiguiente con frecuencia al responder la pregunta ¿En qué Plano estás?, nosotros sugerimos: “Elige un número. Ahí estaremos.”

Digamos simplemente esto: Nosotros existimos en un plano de la realidad que está mucho más allá de lo que nosotros llamamos los Mundos Inferiores, mucho más allá de lo que sería clasificado por cualquier sistema como los “Planos del Alma” de la Realidad.

Quizás eso sea suficiente, ya que nuestra meta no es impresionarte con el número o números de planos de nuestras realidades, sino ayudarte proporcionando percepción interna, la cual te exhortamos a aceptar, no porque “lo dijo Lazaris” o “un amigo mío recibió una gran ayuda”, sino más bien porque lo que sugerimos funciona para ti. Al funcionar para ti y permitirte explorar tu vida más plena y más completamente, entonces la cuestión de “en qué Plano” disminuye, y tu habilidad para crear éxito, tu habilidad para ser el ser íntegro y total que eres, similarmente aumenta.

Con frecuencia nos vemos a nosotros mismos (figurativamente, ya que no tenemos ojos) como energía que crea pensamiento. Nosotros no pensamos. Y aquellos de ustedes que han hablado con nosotros a lo largo de mucho tiempo, y los que lo han hecho apenas recientemente, notan que nunca nos escuchan decir: “Pues pensamos esto”, o “Déjanos pensarlo” Verás, nosotros no pensamos. Pensar implica tiempo. Pensar implica “ahora” y “entonces”. Por lo tanto, creamos pensamiento y transmitimos ese pensamiento creado con la esperanza de que éste quizás pueda ser de ayuda en nuestras comunicaciones contigo.

Cómo Nos Comunicamos

Bien, ¿cómo nos comunicamos? Eso también da curiosidad a muchos. Primero sugeriríamos que nunca entramos en el cuerpo del Canal, pues eso no es necesario. Cuando enciendes tu televisor y ves las noticias de la tarde, ni por un momento sospechas que el comentarista esta sentado dentro de esa cajita. Tú sabes perfectamente que está sentado en una emisora en algún sitio y que está hablando a una cámara, la cual está grabando y luego enviando esas señales a través del aire hacia tu estación receptora local – que a su vez trasmite la señal a tu televisor –  a veces incluso mediante cinta de video (¡que fascinante!) o película.

Nosotros compararíamos nuestra comunicación con ese proceso. No entramos en la forma física del canal. Ni siquiera nos acercamos a ese Plano Físico de realidad; más bien conectamos energías que son pensamientos en un sistema de vibración que entonces transmitimos a través del cosmos y los diversos niveles. El sistema de vibración entonces entra en tu realidad a través del Plano Mental, luego tiende hacia abajo flotando a su manera hacia el Plano Físico – de modo muy parecido a una señal de televisión hacia la antena – y luego se amplifica y sale de las cuerdas vocales, la boca y la estructura del habla de aquél que es el Canal.

En su amplificación y secuencia suena sospechosamente como palabras. Tus oídos lo captan y escuchas palabras. ¿Hablamos? No, transmitimos “ecos” y “señales” de energía por así decirlo, que al ser amplificados suenan como palabras – y a través de esos ecos y señales y transmisiones de energías que suenan como palabras, tú absorbes ideas y así nos comunicamos.

Por Qué Nos Comunicamos… Peny

Bien, ¡por qué nos comunicamos? Bueno, la primera razón, y para nosotros la más especial, es para hablar con la que es conocida como Peny. Ahora bien, inicialmente eso podría sonar un poco trivial. “Pues si viniste a hablar con una persona, ¿por qué te tomas la molestia de hablar con el resto de nosotros y por qué te tomas la molestia de grabar esta cinta?”

Así que permítenos explicar eso un poco más ampliamente. Como dijimos al principio de esta grabación, empezamos a darle codazos al Canal varias de sus vidas atrás, y de esa manera más específica y más directa en su vida actual. Emprendimos un contacto inicial con él en meditación a principios de 1974, y luego finalmente celebramos nuestra “fiesta de aparición”, por así decirlo, el 3 de octubre. Todo esto en su secuencia de acontecimientos, tardó muchos centenares de años. En nuestra secuencia sin tiempo, bueno, uno ni siquiera podría decir que tomó un momento. Todo esto lo hicimos para poder hablar con Peny.

Al principio de nuestra comunicación ella nos preguntó: “¿Qué es lo que yo puedo hacer o lo que nosotros (refiriéndose a ella misma y al Canal) podemos hacer para ayudarte a realizar lo que estás aquí para realizar? ¿Qué debemos hacer para hacernos a un lado a fin de que puedas hacer por el planeta lo que viniste a hacer?”

Nosotros sonreímos y nos reímos “entre dientes” un poco, y procedimos a explicar que habíamos venido primordialmente para hablar con ella. No teníamos misión alguna de salvar nada ni a nadie, sino más bien veníamos a hablar y platicar con ella. Le dijimos que si durante el resto de su existencia física solo habláramos con ella y de hecho nadie más se enterara de nuestra existencia ni hablara con nosotros, nuestra misión se habría cumplido – pero que si ella quisiera que habláramos con otros, con todo gusto lo haríamos.

Ella quiso, nosotros tenemos el gusto y tú estás escuchando esta grabación. Esto se debe a que Peny es un ser muy especial para nosotros, un ser de quien hemos estado conscientes durante muchas, muchas de sus vidas – aunque sin interferir ni involucrarnos – un ser que ha desarrollado su propio camino evolutivo y que ha avanzado por ese camino con mucha alegría y mucho éxito.

Ella es una persona muy especial, una persona que nos toca muy profundamente – la que venimos a tocar por su particular enfoque en esta vida, un enfoque que intentó hace mucha vidas y no logró realizar, un enfoque que ella tenazmente decidió hacer nuevamente. Por lo tanto, ella ha regresado tres veces más de las necesarias a fin de lograr este enfoque. De modo que queríamos hablar con ella, estar con ella, compartir su experiencia y la nuestra, ya que en esta vida tal enfoque será logrado – completando así una tarea iniciada hace miles de años en su realidad.

Muchos de ustedes están conscientes de la energía tan especial de amor, de interés y de percepción interna que Peny proporciona. Ese amor, ese interés, esa percepción interna, esa joya de energía que es Peny. Es para experimentar y complacernos en eso, por lo que primordialmente hemos venido a comunicarnos.

Otras Razones Por Las Que Nos Comunicamos

Puesto que nunca hemos sido físicos y tenemos una curiosidad muy natural, también hemos querido aprender acerca de su realidad física; pero no queríamos tener que hacerlo a través de las limitaciones de la forma. Decisión, de paso sea dicho con la cual nos sentimos cada vez más complacidos. No es que no apreciemos  y respetemos lo que ustedes sobrellevan como seres físicos, pero precisamente porque lo respetamos y apreciamos es que estamos bastante orgullosos de nuestra decisión de hace “mucho tiempo” de no sobrellevar ese ajetreo que ustedes llaman fisicalidad.

Pero como sí queríamos aprender y por consiguiente elegimos hacerlo de esta manera, decidimos que esto fuera también una experiencia en dos direcciones, de tal forma que nosotros no sólo estamos aprendiendo acerca de su Plano Físico, sino que también les estamos dando una oportunidad de ver su propia realidad desde nuestra perspectiva. Por lo tanto hay un intercambio: Por lo que ustedes nos dan de consciencia de su realidad, nosotros con mucho gusto estamos intercambiando nuestra perspectiva al ofrecerles una percepción interna de la nuestra.

Es por eso que realizamos talleres y seminarios. Estamos muy deseosos de tener la oportunidad de compartir contigo lo más específicamente que podamos, nuestras observaciones de tu realidad como la has creado, ofreciéndote quizás percepciones internas y sugerencias respecto a cómo podrías alterar tu perspectiva, modificar tu planteamiento para crear una realidad más acorde a tus preferencias.

Aquellos de ustedes que han estado con nosotros observan que nunca les decimos qué hacer. Solo hacemos sugerencias. Sugerimos esto y sugerimos aquello, pues no hay un juicio que debas lograr nada. Respetamos que tú sepas lo que es mejor para ti y por lo tanto, si tu quieres crear la realidad que estás creando, nosotros no vamos a decirte lo contrario, pero sugeriremos maneras quizás más útiles o beneficiosas de abordar tu realidad.

Ningún asunto es demasiado grande o demasiado pequeño. Ninguna pregunta humana es demasiado inteligente o demasiado tonta. Pues en efecto, la curiosidad que tenemos acerca del Plano Físico y de la forma humana no resulta en el aburrimiento, porque el aburrimiento requiere de tiempo. Y tampoco nos impacientamos. De manera similar, la impaciencia requiere de tiempo.

También gozamos de hablar con las personas sobre sus vidas pasadas. Vacilamos al decir el término puesto que es un nombre inapropiado ya que todas las vidas son concurrentes. Todas las vidas son simultáneas y sólo se etiquetan como “pasadas” por la conveniencia de categorizarlas. Disfrutamos de compartir esa perspectiva porque, verás, sin tiempo podemos estar conscientes de tu pasado, presente y futuro, y por lo tanto podemos investigar y aprovechar para ti y explorar contigo lo que está ahí para ser descubierto.

Nuestra intención al hablar de vidas pasadas no es entretener, aunque ciertamente muchas de las vidas pasadas son sumamente entretenidas. Más bien, el propósito es proveerte de un saber y un entendimiento, así como de una perspectiva de adecuarlos juntos en un campo de acción más amplio, de tal forma que puedas beneficiarte y crecer, no sólo por saber cuáles han sido las vidas, sino también por aprender cómo disminuir aquellas influencias menos positivas.

Muchos de los que hablan de vidas quieren sugerir que éstas te controlan. Muy por el contrario, tú te controlas a ti mismo, pero las vidas pasadas aumentan e influyen en tus percepciones y perspectivas. En la medida que puedas volverte consciente del matriz de tus lentes color rosa, también podrás compensarlo y adaptarte a ello para permitirte una visión más clara.

Con muchos con quienes hablamos compartimos sus bloqueos, aquellas cosas que obstaculizan la creación de una vida absoluta y deliciosamente exitosa. Verás, para poder superar los obstáculos, primero tienes que construirlos. Pero luego te olvidas de que tu fuiste quien los construyó, y sigues tropezando con ellos en la oscuridad. Así que si nosotros podemos quizás ayudarte a aclarar y señalar esos obstáculos particulares y ayudarte a entender porque los creaste, entonces tú podrás aprender y permitirte sobrepasarlos con gracia, y luego con el tiempo sentirte satisfecho de haber aprendido a  superarlos… y entonces deshacerte de ellos por completo.

Nuestro énfasis al platicar con la gente está en proporcionarles técnicas. Nunca le decimos a la gente: “Así es y por lo tanto acéptalo”, sino más bien les explicamos: “Así es como lo creaste, y por lo tanto, si lo quieres, acéptalo. Si no te gusta lo que has creado, aquí hay como 15 ó 20 maneras diferentes en las que puedes trabajar con ello” – porque la verdad es que tú lo creas todo y por lo tanto tienes las riendas en las manos.

Hay tantos aspectos, tantos mensajes que te das a ti mismo, y muchas veces los pasas por alto. Un ejemplo es la importancia de los sueños. Los sueños son los mensajes en clave que tu subconsciente y tu Consciencia Superior intentan darte. Verás, hasta que creces conscientemente, en muchos sentidos tu ego negativo ha sido el Presidente del Consejo de Administración, por así decirlo, durante toda tu vida. Está bastante cómodo en su mullido sillón. Cuando tú llegas y decides: “Muy bien ahora estoy listo para crecer, listo para expandirme y explorar mi propio “desarrollo espiritual”, en cierto sentido tú estás echando a patadas al ego negativo como Presidente del Consejo de Administración y lo estás reemplazando con tu yo consciente, el cual es, – ¿cómo lo dices? – abastecido de combustible por los yoes o las mentes subconsciente, inconsciente y Consciente Superior. El ego negativo a menudo está “un poco resentido” y “celoso” por ser derrocado y hará lo que pueda por arrojar interferencia.

Esto es lo que está sucediendo con la persona que en su meditación capta muy claramente que es Dios o el mensajero específico de Dios para salvar al planeta. Ahí es donde el ego negativo se involucra en las meditaciones y los estados alterados, alborotando información muy negativa y muy destructiva. Este ego estorba y por consiguiente la Consciencia Superior y la mente subconsciente, siendo más astutas, confeccionan maneras de enviarte mensajes en clave, maneras de alertarte a las cosas que hay que prestar atención, de alertarte de las cosas de las cuales cuidarte y estar consciente. Estos mensajes en clave a menudo llegan a través de los sueños.

Estos mensajes en clave también responden en la salud y el bienestar del cuerpo. Golpearte el dedo del pie muchas veces es un mensaje: Observa tus pasos. Desarrollar un problema en los ojos a menudo te está diciendo que tienes miedo de ver algo. Un tintineo en los oídos podría indicar que no estás dispuesto a escuchar o que deberías prestar más atención a lo que estás escuchando.

Y también podría significar cualquier otra cantidad de cosas. Insistir que sepas e insistir que tú lo resuelvas todo por ti mismo quizás sea pedir demasiado. Por eso disfrutamos de intercambiar nuestra perspectiva, para más bien ayudarte a entender las maneras y los medios de descifrar estos mensajes que con tanta frecuencia se te envían.

De modo similar, las meditaciones son una hermosa técnica de crecimiento. Para aquellos de ustedes que quieren desarrollarse estamos encantados de ayudarles a desenredar las cantidades tanto de dogma como de información que han sido diseminadas a través de eones de tiempo. A muchos de ustedes les proporcionamos pequeños planteamientos personales y únicos que les pueden ayudar a ustedes, pero no necesariamente a todos con sus acercamientos meditativos.

Básicamente con nuestro intercambio de perspectiva queremos ofrecerte una oportunidad de verte a ti mismo más claramente y una oportunidad de hacer lo que desees – una oportunidad de darte cuenta no sólo de que sostienes las riendas de tu realidad, sino también de que de hecho puedes hacer creativamente algo al respecto.

También nos gusta hablar con las personas acerca de sus enfoques. Utilizamos este término “enfoque”, porque palabras como “propósito”, “tarea”, “misión” o “deber” suenan tan ominosas, como si alguien allá arriba abriera una galleta de la suerte y te asignará una comisión. “Este es tu trabajo. ¡No regreses hasta que está terminado!” La palabra “enfoque” denota de manera mucho más completa la autoelección que está implicada.

Como el foco de una lente, tu puedes usar el gran angular o el zoom. Puedes colocar filtros de diversos tamaños, formas y colores frente a la lente para cambiar la perspectiva. De hecho, también tienes la oportunidad de volver a enfocar en otra cosa totalmente diferente. Y aunque es cierto que cada vida tiene un enfoque – de hecho, siete de ellos – tu tienes las elecciones y tú tienes las opciones.

Esto nos lleva a la ultima razón por la que nos estamos comunicando, que es para ofrecer alternativas, para ofrecer elecciones. Verás, tú si creas tu propia realidad, y  muchos de ustedes lo saben, y muchos de ustedes lo sienten y lo experimentan, pero con frecuencia no han tomado en cuenta las elecciones que están disponibles.

Con frecuencia se te dice que tienes que hacer que tal cosa suceda o que tienes que hacer aquello, o que se supone que tienes que usar tu creatividad, tu poder y tu espiritualidad de esta manera o aquella. Todo eso está muy bien y las intenciones de quienes te dicen qué hacer, bien podrían ser muy claras, pero nosotros sugeriríamos que tú mereces conocer tus opciones, conocer las elecciones, conocer lo que está disponible para ti. Tú mereces tener la elección en cuanto a si quieres hacer que tu realidad funcione, o bien – como nosotros sugeriríamos – permitir que funcione metafísicamente. Tú mereces la elección en cuanto a los medios – los medios para permitirte tener éxito, para permitirte tener alegría y para permitirte tener una espiritualidad alternativa y personal.

Nuestro Propósito

¿Cuál es nuestro propósito, nuestro enfoque, como nosotros lo llamaríamos? No es el de salvar al planeta. El planeta de hecho puede cuidarse a sí mismo muy bien. Así lo ha estado haciendo y continuará haciéndolo. La Tierra ya se cuidaba a sí misma mucho antes de que cada uno de ustedes que están escuchando esto naciera en esta vida actual, y lo seguirá haciendo mucho tiempo después de que ustedes mueran en ésta. Tampoco estamos aquí para salvarlos. Ustedes mismos pueden hacer eso. Por ahora, permítenos decir esto: Estamos aquí simplemente porque es divertido – porque lo disfrutamos y por los momentos ¡”Ajá”!, de comprensión y placer.

Verás, cerca del 1% de nuestra energía (si acaso uno la dividiera en porcentajes) está dedicado a la comunicación con el mundo físico, el plano de tu Tierra, tu planeta, sólo tu planeta. El resto de nuestras energías están dedicadas a hacer exactamente la misma cosa – comunicar, compartir, ofrecer elecciones de alternativas y ofrecer perspectivas – con aquellas consciencias que hace mucho han avanzado más allá de tu plano físico y que están en los patrones evolutivos de los niveles superiores.

De modo que nuestro propósito, nuestro enfoque, es divertirnos, disfrutar el ¡”Ajá”! de tu comprensión y complacernos en esa energía de tu crecimiento. Sin juicios. Sin exigencias. Nuestro propósito es simplemente divertirnos, y de hecho si esto no fuese divertido no lo haríamos. Y no es responsabilidad tuya el hacerlo divertido para nosotros – para ti mismo sí – pero para nosotros, no. Porque por encima de todo, nosotros en verdad si asumimos la responsabilidad plena y total de lo que experimentamos.

Nosotros nos divertimos. No queremos salvar nada. Quizás lo único que querríamos salvar es tu derecho a hacer elecciones y tu derecho a decidir lo que es mejor para ti. Quizás querríamos salvar tu derecho a asumir la responsabilidad plena y total de tu realidad, y de hecho eso es quizás lo que estamos haciendo.

En resumidas cuentas, queremos ser tu amigo, y como amigo disfrutar de tus experiencias al tiempo que tú las disfrutas, reírnos con tu alegría, estar ahí para ayudarte cuando lloras. Queremos poder darte percepción interna, comprensión, consciencia y recibir la alegría de tu experiencia de ti mismo. ¿Guiarte? No. ¿Dominarte? No. ¿Hacer que tú nos alabes y nos honres? Definitivamente no. Ser un amigo.

Ser un amigo.

Con amor y paz…

Lazaris

inicio


Hit Counter provided by Curio cabinets